Nos equivocamos si pensáramos que los problemas tienen una única causa, la mayoría de las veces son un conjunto de situaciones (físicas, químicas y sociales) las que nos conducen a un estado no deseado ya sea corporal o anímico.

            Vivimos en un mundo moderno, con avances continuos en todos los campos, y la salud no es una excepción, pero en este ámbito con frecuencia se olvida el carácter multifactorial de los problemas centrándose en determinados aspectos y descuidando otros, y es aquí donde entra “La Naturopatía”.

 

¿QUÉ ES LA NATUROPATÍA?

            La Naturopatía es la disciplina que estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales, además forma parte de la gran variedad que engloba la “Medicina Alternativa”.

            El objetivo de la naturopatía es estimular la capacidad innata del organismo y facilitar el equilibrio para alcanzar un buen estado de salud, activando el sistema y la fuerza de autocuración interna que cada persona posee.

            La Naturopatía tiene sus comienzos con el inicio de las artes curativas, cuando el hombre empezó a utilizar los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, agua, aire y fuego) en beneficio de su propia salud y de la salud de los que le rodeaban. Con el trascurso de los siglos estas técnicas han ido creciendo y desarrollándose.

            Actualmente, la Naturopatía ofrece una gran variedad de técnicas naturales o terapia natural entre las que podemos encontrar la homeopatía, los suplementos vitamínicos, técnicas de relajación, plantas medicinales, la nutrición, etc.

            La persona que imparte esta disciplina se llama “Naturópata”, y su principal cometido es eliminar del organismo las sustancias nocivas y perjudiciales (toxinas, desechos, etc.) y contribuir a la aportación de sustancias útiles y saludables (vitaminas, minerales, nutrientes, etc.).

¿EN QUE NOS AYUDA LA NATUROPATIA?

            La Naturopatía nos ayuda en muchos aspectos y aquí tenemos algunos ejemplos:

·         La recuperación de la función renal.

·         El sobrepeso.

·         Las alergias.

·         El reuma.

·         Los trastornos digestivos.

·         La dermatitis.

·         El exceso de mucosidad.

·         Problemas respiratorios.

·         Procesos autoinmunes.

  •          Procesos tumorales.

·  Problemas digestivos.

Lo que tenemos que tener muy claro sobre la Naturopatía es que debe ser un complemento y NUNCA DEBE suplantar o sustituir a la medicina tradicional indicada por un médico.