Entre las muchas respuestas que hay, la más simple, es que podemos lograr la FELICIDAD, ya que el yoga nos enseña a comprender que la felicidad la debemos buscar dentro de nosotros, porque da armonía al cuerpo, a la mente y al alma. Gracias a las posturas que se practican en el yoga, a sus ejercicios de respiración y meditación, podemos lograr equilibrio físico, psicológico, mental y espiritual.

En la actualidad estamos sometidos a unos niveles de estrés muy elevados, ya sean de ámbito laboral, social, emocional, etc. Todo esto representa un estado que nos afecta, generando un estado de tensión y de agobio.

En este artículo os comentaremos sobre algunos de los beneficios del yoga, quién puede practicarlo y en qué grado nos ayudará en nuestra vida cotidiana.

 ¿QUÉ ES EL YOGA?

Es una disciplina que trata de cultivar el cuerpo, la mente y el alma. Además es una alternativa contra el estrés y la ansiedad que causa el ritmo de la vida moderna.

Dicha disciplina es un proceso continuo, cuanto más profunda sea la práctica, mayores serán los resultados.

 BENEFICIOS DEL YOGA:

  • *    Mejora nuestra resistencia al estrés, a controlar la ansiedad, evitando que los problemas nos ahoguen.
  • *    Gracias a esta disciplina corregimos la postura lo que favorece nuestra columna vertebral.
  • *    Disminuye el dolor gracias a la producción de endorfinas que generamos a través de los ejercicios.
  • *    Mejora las articulaciones y la flexibilidad de los músculos, gracias a esto, aumentamos la agilidad.
  • *    Aumenta las energías del cuerpo, lo libera de toxinas, refuerza las defensas naturales del cuerpo contra las enfermedades y mejora el funcionamiento de este mismo.
  • *    Incrementa la fuerza física y mejora el aspecto.
  • *    Ayuda a mejorar la respiración.
  • *    Genera calma, aportándonos una mayor estabilidad emocional y mental.
  • *    Produce una gran paz interior gracias a los ejercicios de relajación que abarca esta disciplina.

 

¿QUIÉN PUEDE PRACTICAR YOGA?

Cualquier persona puede practicar esta disciplina, ya que el yoga se adapta a todas las condiciones y a todas las edades, ya sean niños, adultos, ancianos, embarazadas…etc.

Además, el yoga viene muy bien para aquellas mujeres que están embarazadas, puesto que ayuda al bienestar general, en el parto y a tener una mejor recuperación.

El yoga para embarazada es un poco especial, ya que los ejercicios físicos y de respiración no son tan fuertes como el yoga convencional. Se puede practicar hasta el final del embarazo, puesto que la circulación durante los ejercicios hace que el cuerpo de la mamá y del bebé se oxigenen bien y eso es importante hasta los últimos días antes del parto.

En conclusión, ya sabemos algo más sobre el Yoga y los beneficios que podemos adquirir si practicamos esta disciplina.

Y desde Clínica MiLuz os recomendamos dicha práctica, ya que, si nos encontramos mejor con nosotros mismos, estaremos más cómodos con el entorno que nos rodea.